Compromiso, más allá de su temido significado.

Hay algunas cosas hoy en día que nos pasan por alto, o tal vez…realmente nos pasan por debajo.

Una palabra hermosa y muy controvertida que a mí me encanta es COMPROMISO.

Antes el compromiso era con lxs demás, con los quehaceres, con la sociedad… un poco hoy también, pero desde otro enfoque todo cambia de color. Queremos ser tan independientes que hemos llegado al punto del desinterés por todo lo que comporte un compromiso firme y disciplinado, hemos llegado a la era de la frialdad con las personas y con nosotrxs mismxs. Yo tengo un gran compromiso conmigo, me comprometo constantemente en prácticas que me hacen sentir bien, cuarentenas, rituales… ¿que mas da? Seguir un ritmo de algo con lo que te involucras, multiplica las posibilidades de éxito para dejar de llover por dentro y disfrutar cuando llueve fuera, cuando las cataratas se desbordan, 

regocijarse bajo la lluvia que enverdece los árboles que a él y a mi nos refugian para que el Amor nos haga.

Si sigues buscando la felicidad a ratos,  probablemente lejos de ti, del centro de tu hogar, entres en un bucle donde jugando a sonreír te bebas la agonía a sorbos de lo que está destinado a fracasar. Tu Vida. 

Cuánta tragedia ¿no?  Pues constantemente veo maltratos hacia unx mismx pidiendo ayuda al Universo sin saber siquiera que toda la prosperidad está pasando por delante de sus narices.

Nariz: Punto donde se centra la mirada para calmar la mente y estimular la glándula pineal. 

Aaahh que poco sabemos de nuestra nariz, que poco sabemos de nuestra mirada y qué difícil es comprometerse a conocerse unx mismx antes de presentarse al mundo. Algo tan simple. Reducir la psique y expandir el Cuerpo.

A veces me entra el sueño y una mano me zarandea…- Rous, recuerda que tienes un pacto contigo-

Es Él, el de los rayos de Luna en el pelo, el que sopla alas, el que prologa mi edad con su ciencia exacta de vida, el que se acercaba de lejos, muy lejos, cuando yo era pequeña y juntaba los dedos de las manos porque simplemente me divertía hacerlo, y ¿sabes qué? Sé que es el reflejo de todas mis proyecciones, profundo trabajo de mi interior y el que mantiene el deber que tengo conmigo misma. 

El Amor nos hace constantemente.

Así, cuando llueve sobre los árboles que nos cobijan… el verde es muy verde, color de la esperanza para un mundo interior más bonito con el simple conocimiento de tu propia nariz y todo lo que pasa ante ella.

Entonces seguro que fuera lloverá a gusto de todxs.

Con Amor,

Rous.

 


Imagen 

 

 

 

 

 

 

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Erotismo, la parte inteligente del sexo.

Es así. Llega como siempre, en silencio y con Ella, la buenaventura.

Cuando mi mirada cambia, los ojos se entornan y me muevo desde otro espacio, es que el placer está a punto de llegar.

A Él, al guardián de las cavernas le dije:

-¿Quieres que respiremos juntxs? Sólo eso, respirar juntxs.

– Bueno -respondió- lo intento.

Y ahí, en un espacio de niñxs dormidxs, de velas rojas encontradas en el fondo de un cajón y sobre una alfombra de paja y paredes de madera, llegó TODO. Llegamos todxs, a la vez.

Inhala, exhala… sólo sígueme, nada de lo que está sucediendo ahora es por nada de lo que te digo que hagas, al fin y al cabo, si no te dijera nada, tú seguirías respirando sólo que ahora lo hacemos a la vez.

Y vi un enorme paisaje verde azulado tras una cortina entrecerrada de pestañas, verde azulado… como el colibrí de la buena suerte y la libertad, El cuerpo, la carne, ahí estaba Dios, ahí estaba frente a la Diosa, puerta con puerta.

El Templo frente al Templo.

¡Porfavor! y nadie nos enseñó a eso, nadie puede enseñarte eso!! Sólo la intuición y las ganas de dejar de programar excursiones juntxs, el “¿que hacemos esta tarde juntxs?”, el “vamos a hacer algo juntxs”. Simple y llano, RESPIREMOS JUNTXS!

Y llegó la sabiduría de las escuelas olvidadas, de los escribanos redactando en cursiva con tinta y pluma, de las velas aún en candelabros, del fuego central donde se reunía la familia para compartir la vida.

Llegó la fricción, la agitación, el habla de las palabras con cuerpo y alma, los esbozos…de sonrisas.

Y cuando él decidió entrar en mi guarida, cuando decidió cruzar el umbral de la materia para penetrar con devoción, veneración y reverencia al espacio ingrávido de la energía, me dí más cuenta si cabe que para recibir a Dios en tu Templo debes tener el interior bien ordenado, pues aunque la fachada esté limpia y sea hermosa, donde realmente se vive y te deleitas es en el interior, todo en su sitio para que cuando decidas que alguien entre en él no deba ayudarte a limpiar lo que tu dejaste tirado por el suelo de tus adentros, así, el camino de entrada es fácil, resbaladizo como la suave corriente de un pequeño riachuelo, todo es placer y dicha cuando campo a través él cruza el bosque de cedros y hayas para llegar a la fuente que le da de beber, todo es perfecto cuando respiramos juntxs, cuando nos comprometemos con nuestra felicidad.

Tus palabras, guardián, llegaron más allá de donde llega el viento, palabras nacidas de la libertad de Ser. Y solo con apretar la gota brillante de rocío se derramó el almíbar ambarino como un río de agua termal que abraza el cuerpo dentro del cuerpo.

Y en ese instante de éxtasis no estudiado, no aprendido, no enseñado, llegó Ella para celebrar la dicha casi fantástica de aquel momento. Se abrieron las compuertas de la presa y se mezclo roja resplandeciente con el rocío, el almíbar, el aliento, la Verdad, el “vamos a respirar juntxs”, la energía con la materia. la cera resbalando por la vela… el paisaje verde azulado como el colibrí de la buena suerte y la libertad. Tus ojos sin ego.

Y así llegó ayer la Divina Maestra a nuestro hogar, menstruación dulce menstruación.

Y así llegó ayer el Universo a nuestro hogar, orgasmo dulce orgasmo.

Porque sin auto conocimiento, aceptación y observación hacía una misma te pierdes la bendición de la sangre.

Porque sin inteligencia, respeto y responsabilidad, el sexo, debería estar contraindicado. 

 

Con Amor,

Rous.

 

Imagen

 

 

 

 

 

 

Categorías: Uncategorized | 4 comentarios

Mira lo que hago!

Mira que hago!

Me pongo enferma cuando algo me sobrepasa, no lo hago a menudo, de hecho creo que desde los nueve años no sentía un dolor de garganta tan fuerte, infectado y extremadamente punzante, un dolor que me ahogara la voz y me nublara el pensamiento.

Suerte de los seres medio Hombres medio Lobos que aún saben hacer zumos de naranja a todas horas y jugar con niñxs dieciséis de las horas que no están haciendo zumos.

Yo vivo en el lindero del bosque, junto a prados sembrados donde deseo danzar, pero la amenaza del granjero por pisar sus cultivos me tiene ahí meditando sobre si sí o si no lo haré… descalza el sembrado no sufrirá, seguro que lo haré y le llevaré manzanas al horno con azúcar y canela al granjero para que no se enfade. Cuando me recupere iré.

Aisha me regaló un dibujo hermoso, lleno de montañas lilas y mucha nieve… nieve en primavera, perfecta percepción de la realidad de una Mujer, claro que las niñas hasta los siete años viven la realidad a través de su madre así que… esa nieve en primavera era para mí y era yo. Cuánto lo siento… pronto me recuperaré.

Jan lloraba mientras cortaba una cebolla con el cuchillo de verdad que otros adultos le quitan cuando lo ven entre sus diminutas manos, lloraba mientras ayudaba a cocinar.

Así, mientras divagaba/soñaba/pensaba entre la fiebre y el malestar decidí plantarme, literalmente.

Me situé en el margen del sendero y dejé que mis pies se hundieran en la hierba, que crecieran raíces rápidas y gruesas, que mis dedos se alargaran y nacieran los primeros brotes de hojas verdes y suaves, que mi pelo se convirtiera en ramas ágiles para alcanzar el cielo… y así me sembré de nuevo, porque el tiempo nos interroga constantemente.

¿Cuánto quieres que me pare para que te recuperes? No lo sé. .

¿Y cuánto crees que me voy a parar para que te recuperes? Eso sí lo sé. Nada.

Y sólo dejé que me regaran.  Y pensé… ahora que apenas me puedo mover es cuando más me siento, cuando más me oigo en el límite colindante de lo que quiero y lo que debo y ¿sabes que? Es lo mismo, he conseguido que sea lo mismo y esto me hace feliz. Llegaré a las Mujeres que les falta un ojo, un brazo o una pierna, ciegas, desfiguradas, apartadas… las haré danzar en un lugar donde sin moverte mucho, lo ves y sientes todo.

Pero la próxima vez que me sobrecargue intentaré y sólo digo intentaré, que la enfermedad no me frene, hay otros sistemas para buscar el espacio silencioso e inamovible de la sanación.

Porque las cosas (sentimientos, emociones, sensaciones, percepciones) vienen y van.

No son así siempre.

No hay antes ni después, sino ya. Y eso, nunca dura demasiado.

No intentes entenderme mucho, tal vez te pierdas en la nieve del dibujo de Aisha o en las amenazas del granjero, tal vez llores con Jan cortando cebolla o te arrastre mi fiebre al mundo del delirio… si es así, deseo que te recuperes pronto.

Con Amor,

Rous.

Imagen

 

 

 

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

BIO, ECO, ORGÁNICO.

Y al titulo me remito para desarrollar este texto.

¿Bio, eco, orgánico? ¿Qué son cada cual?

Seguramente habrá personas que me den tal explicación que tampoco entienda. La cuestión es, ¿por que al mismo ritmo que nos alejamos del Ser  buscamos nombres que nos acerquen a la naturaleza para parecer más naturales, limpios de alma y conectadxs con los ritmos del Universo, pero seguimos usando lacas para el pelo, productos cosméticos invasivos para el medio ambiente, compresas, tampones, y nos hartamos de decir “me cago en la madre que te parió”?

Vivimos en una paradoja.

Comí en un restaurante (algo poco común en mí) era un orgánico, simplemente porque estaba allí y teníamos hambre. Dentro, al lado de la mesa donde nos sentamos había un cartel donde se anunciaban clases de Bio Tango, Bio danza… Bio todo con tal de quitarte el cargo de consciencia por no respetar tus ciclos, tus ritmos con el Universo.

La Danza es la Danza y la trabajes por donde la trabajes, la expresión corporal y la recolocación de tus huesos hace que el flujo de tu sangre sea más fluido, más oxigenado y por lo tanto y a través de ella liberar distintas hormonas que te lleven a estados alterados de consciencia y conexión con esa parte de tu Ser que con tanto ruido externo dejas de oír. No hay más, no hay menos. Simplemente es así, sin necesidad de añadir complementos para hacer creer que es mejor hoy en día ser bio, eco u orgánico que quién danza sin ritmo pero con ganas, o quién sacude su cuerpo en un concierto de heavy metal, todo es liberación, todo es reconexión.

¿Si yo danzo desnuda en un verde prado impregnado de aire fresco y puro, soy bio, eco u orgánica?  Yo diría que soy una Mujer que danza desnuda en un verde prado impregnado de aire fresco y puro.

Si en nuestra danza conectamos con la creatividad intrínseca del Ser al dejar que todo fluya sin barreras, sintiendo el compañerismo, el Amor por el presente y la expansión del Cuerpo, entonces ¿que estamos practicando?                                     Danza, no le hace falta ningún complemento más para ser todo lo atractiva que por ella sola ya es.

Es alucinante para mí la gran mentira que nos están haciendo vivir ( para quién quiere ser engañadx) o el gran aprovechamiento de las mentes débiles e influenciables a que eres un Ser más equilibrado si practicas, comes o haces cualquier cosa con un adjetivo natural, que no si eres alguien que trabaja con pensamientos positivos, respira profundo ante cualquier contratiempo y no se gasta tanto dinero en querer ser un new age del s.XXI que jamás pasa más diez minutos seguidos jugando con sus hijxs, sus relaciones fracasan una y otra vez y sus conversaciones espirituales se basan en frases dichas por personas que jamás conocieron ni conocerán, eso sí, practican bio todo, comen en  restaurantes orgánicos y tienen un huerto ecológico.

El engaño del alma, para obviar lo más importante para llevar una vida sana: pensamiento positivo, consciencia en la respiración básica y natural para afrontar los problemas y el Amor por el propio Cuerpo que te irá contando que quiere comer, que quiere sentir y cómo quiere danzar sin nombres y sin ropa, eso sí es ser BIO, ECO y ORGÁNICO.

Soy Mujer, practico Danza y como comida (a secas). Riego con mi sangre la Tierra, hago y me hago el amor constantemente sin clases de cómo aprender a tocarse y sentirse, y si me dejas sola en medio del bosque por la noche sabría llegar a casa sin problemas mientras muchxs de lxs que practican tantísimas disciplinas para conectarse con su Ser Superior morirían de hambre buscando el camino.

Perdona las disculpas por preguntar qué estamos haciendo por el verdadero Amor por el Planeta y la libertad de Ser sin tantos adjetivos calificativos.

Con Amor,

Rous.

Imagen

Categorías: Uncategorized | 3 comentarios

Feliz Ciclo Menstrual 2014.

Solemos creer que las Mujeres debemos comportarnos como se supone que nos dicen debe ser.

Nos aceptamos en las fases de apertura de nuestro ciclo porque en esos momentos estamos más diplomáticas, amorosas, reproductivas y  atendemos a todo y a todxs, no es de extrañar entonces los calambres uterinos que destrozan a algunas Mujeres cuando entran en las fases de recogimiento donde ignoramos al resto del mundo y la atención se centra en nosotras mismas, donde las emociones están a flor de piel y la voz de la discordia a grito pelado. Eso no encaja con el perfil de Mujer que la sociedad espera, activa, amable, reprimida pero feliz de vistas al exterior.

Para descender profundo necesitamos tiempo, espacio y unas mínimas condiciones de apoyo y respeto.

Y un día sientes en ti a la Madre, una hembra fértil, altamente sexual y amorosa, a la Hechicera agradable, seductora e intuitiva, a la Bruja, vieja sabia tejedora de sueños, creaciones y proyectos y a la Doncella fuerte y libre Mujer activa capaz de actuar con claridad tras haberse respetado en sus silencios de anciana. Todo eso ya lo sabes, ya lo sabemos, lo hacemos desde los tiempos remotos en que el Universo creó vida y a la Mujer la hizo guardiana que custodia los sagrados ciclos de la Naturaleza.

Ahora hemos aprendido (los hombres también) a reprimir nuestros deseos más íntimos, ya que contrariamente a la mente éstos no se pueden manipular, convirtiendo en utopías el derecho a la libertad, y en imposible, el alcanzar nuestros sueños.

La religión con sus iglesias y dogmas, siempre sentadas escuchando, con las piernas cruzadas.

El sistema educativo con sus escuelas y enseñanzas arcaicas, donde desde temprana edad debes estar sentada un mínimo de horas al día en duras sillas cerrando cada vez más la pelvis y tras muchas clases de anatomía y mostrarnos como se desencadena un parto  (todo muy por encima) resulta que nos retuerce e incapacita el dolor al parir precisamente por haber estado en esas sillas aprendiendo sobre nuestro cuerpo. Una paradoja.

Entonces, porque sigues con la queja, el no sé que me pasa, el nadie me entiende ni me respeta, si tienes un Cuerpo con el que fundir de una vez esa mente parlanchina de grabaciones inútiles y sobrecargadas de miedos, un proceso tremendamente mágico que te permite renovarte y si no lo haces vuelve y vuelve y vuelve… y vuelve, jamás nadie te dará tantas oportunidades de sanarte como tu Cuerpo de Mujer. Respétalo y hazlo danzar en todos sus ritmos. 

Eso se debería enseñar en el catecismo antes de comulgar ante un Dios que nunca has visto, tal vez así, lo harías ante ti.

Todo es mucho más serio de lo que parece.

Con Amor,

Rous.

 

Imagen

 

 

Categorías: Uncategorized | 4 comentarios

“Mi” pareja.

Ya son unos cuanto los mensajes que en privado o en público me preguntan por mi pareja.

La curiosidad es saber por qué no hablo nunca de ella, si tengo o no, si es hombre o mujer…

Cuando amanezco y abro los ojos, tengo un niño bajo mi brazo, normalmente mamando mi pecho desnudo que ya no me molesto en tapar en toda la noche por más frío que haga, la pierna o el brazo de una niña sobre mi abdomen, eso con suerte, si no es que están sobre mi cara. Pues bien, en ese escenario, en ese momento, siento el Amor. Ahí está “mi” pareja.

Cuando abro la ventana, junto con el sol de la mañana, también entra “mi” pareja.

Pongo música y suena “mi pareja”, bailo frenéticamente, dulcemente, libremente…nace “mi pareja”.

Creo mundos, realizo sueños, gesto cambios, ahí está Él.

Vivo en y para la Naturaleza, camino descalza, bailo en el mar, me entierro bajo los pinos, abrazo los arboles, me subo en ellos, les hablo…me cuentan…trepo por las rocas, me siento en los acantilados, bailo desnuda en el bosque…En todos esos momentos me abraza “mi pareja”.

Detrás de cada suspiro, gemido, aullido.

En cada abrazo que doy y me dan.

Cuando me hundo en mí misma y me retuerzo de placer, Él está.

En los cuentos de antaño, aromas olvidados, en mis eternas y amadas soledades, mis cajones de sastre, locuras que no se cuentan, locuras que se saben, en los secretos que no tengo…

Cuando hago magia roja, aparece “mi” pareja.

Abro mis alas, desnuda ante ti, te explico una historia con cuerpo y letras, te muestro mi vida, te acerco al precipicio de tus prejuicios…Esa luz brillante del ayer que te recuerda que fuiste unx con el Todo.

-Eso es, no te quedes quieta, sigue naciendo ante el mundo, que no duela la verdad, porque el Amor vale la alegría y no la pena yo estoy aquí para capturar tu esencia…- Enfoca, dispara…detrás de cada objetivo, está Él.

Gracias Monstruo de las Cavernas.

 

Con AMOR,

Rous.

Imagen

Categorías: Uncategorized | 3 comentarios

Volvamos a las raíces.

El 70% de nuestro planeta esta formado por agua.

Somos un 95% de agua al nacer y un 70% cuando somos adultos.  Interesante, ¿verdad?

Los árboles expulsan más oxigeno del que absorben y nos lo regalan para que lo respiremos nosotrxs. Increíble ¿no?                      Son realmente alucinantes estos hermanos nuestros.

Pachamama nos da aire, agua, alimento constante, luz… a mi me alucina tanta perfección y sabiduría. Sin embargo nuestra raza ha aprendido a mandar cohetes a la Luna, a desfragmentar un átomo, a clonar animales. A maltratar a la Mujer, a presionar al Hombre, a ensuciar el pensamiento, a reprimir el deseo… y no sabemos lo que hay dentro de nuestro propio Cuerpo, esa parte impalpable, sutil, la que nos mantiene vivxs y aun seguimos creyendo que algún día el mundo cambiará que acabarán las guerras y la crisis, el hambre no, nuestra mente no llega a alcanzar un pensamiento tan magno. Pero le damos lo que nos sobra al vagabundo de marras a la vuelta de la esquina para tranquilizar la conciencia del saber que el mundo, tal cual es hoy, se esta acabando.

Nos asustan las relaciones porque no sabemos relacionarnos con nosotrxs mismxs, nos escandalizamos ante los Cuerpos desnudos porque, una de dos: nuestra mente ya se ha vuelto retorcida y perversa, o porque tanta naturaleza, hoy, asusta y hace tambalear las rígidas ideas de la religión. Algunxs olvidasteis cómo caminar descalzxs sobre la Tierra, a sentir si está muy seca o muy mojada y así poder invocar a la Diosa de la lluvia o al Dios del Sol. Tampoco recordáis que sois capaces de hablar con Ella ni de cómo invocar la abundancia.

Algunas Mujeres no recuerdan cuánto sana su sangre menstrual, ni que entre sus piernas nace medicina, no recuerdan la danza de sus ciclos, el olor de la fertilidad, el incienso que desprende de su vagina, no recuerdan que son la Creación.

¿Cómo va a acabar toda está discordia exterior si la causa de todo, de absolutamente todo, proviene del interior?

Pachamama llora porque no la cuidamos. Tu Cuerpo también. Tu espíritu también. Los cohetes no, a ellos les da igual, jamás los vistieron y han llegado a la Luna, está claro que hay más interés por el frío hierro que por el tibio Cuerpo.

Sin la tecnología tampoco habría este espacio donde las palabras llegan a cualquier parte desde cualquier lugar en un instante pero realmente, con raíces profunas,  no nos haría falta para sentirnos todxs.

 

Con Amor,

Rous.

Imagen

 

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Nos enseñaron a vivir con miedo.

Nos enseñaron a hacer del miedo el más fiel compañero de viaje.

Miedo a decir lo que piensas por si al decirlo a alguien no le parece bien. Miedo al cambio, al decir no, al decir sí.

Miedo a tus propias decisiones, así otrxs pueden decidir por ti lo que debes hacer o no.

Aprendimos a amarnos desde el miedo a la soledad no vaya a ser que nos amemos desde el alma y así aprender que lo más importante es amarse unx mismx.

Un día me sorprendí preguntándole al miedo si podía salir a la calle siendo Mujer.

Empezamos a vestirnos por miedo al cuerpo original y empezamos a sentir miedo al rechazo por si no acertamos con la vestimenta. A apartar nuestrxs pies de la Tierra, a construir muros, tapias, vallas a nuestro alrededor por miedo a ser heridos, al “te quiero” por la costumbre del miedo a no satisfacer a otrxs.

Y así, dejamos de gritar por placer y bailar como niñas, como ninfas, como brujas, como LIBRES. 

Tememos al Lobo y a la Loba. 

Dejamos de ser quienes somos para ser quién quieren que seamos que a su vez son lo que otrxs quieren…                                

Y cuando me harté de tanta repercusión en cadena y que él jamás me dejaría aflorar desde las profundidades, decidí no escucharlo, decirle que nuestro viaje juntxs había terminado. Y me tumbé desnuda sobre las piedras que por miedo aún se tiran unxs a otrxs.

Ahora cada vez que el miedo viene a buscarme, se da media vuelta, estoy demasiado ocupada siendo libre. 

Con Amor,

Rous.

Imagen

 

 

 

Categorías: Uncategorized | 17 comentarios

¿Por qué vas desnuda?

¿Por qué vas desnuda? -Me preguntaron en medio del bosque-

¿Por qué vas desnuda si puedes arañarte el cuerpo con tantas ramas?

-Porque prefiero sentir el arañazo y vigilar más en la próxima rama, que no esperar que me rasgue toda la ropa para darme cuenta que me estaban arañando.

-¿Pero por qué vas desnuda si el suelo está lleno de ortigas?

-Porque si aguanto la respiración las ortigas no me pican y si lo hacen, siempre hay una planta al lado que es el antídoto a la picada.

-¿Realmente, por qué vas desnuda si vamos todxs vestidos?

-Precisamente, y todo os araña, molesta y os pica. Mira, el que me veas desnuda es una confusión de tu mente, sólo, porque me muestro como soy.

-Está bien, pero vigila, no te salgas del camino, las rocas que lo bordean se desprenden continuamente, hay carteles en todas partes: No te salgas del camino. Podrían matarte.

 

Y no lo hice, no me salí del camino…pero estaba cansada, hice una paradita para dormir un rato… creo que me desvié un poco del sendero que me recomendaban. Plácidamente me dormí, sobre las rocas que desprendía (para muchxs) la terrible Montaña. Y me quedé.

Desnuda.

 

Con Amor,

Rous

Imagen

Categorías: Uncategorized | 4 comentarios

Feliz destete.

Y Jan se va despidiendo de su alimento Madre.
Y yo me voy despidiendo de su mirada clavada en mirada, del recurso para todo, de cuando ese acto de bondad y supervivencia por parte de lxs dos era algo inquebrantable a todas horas del día.

Cuando sin querer, con su reducida motricidad, lanzaba algo al aire y caía sobre mi cabeza o directamente impactaba en mi cara, él venía corriendo diciendo lo único que sabía decir: mama teta. Era su manera de pedir perdón, de decirme “te quiero”, él me consolaba a mí.
Cuando aprendió mas palabras y entonces el “mama teta” iba acompañado de una sonrisa traviesa porque eran puras ganas de retenerme a su lado y él sabía que yo, lo sabía.
Los despertares cargados de oxcitocina que me regalaba a cada amanecer soleado o tormentoso.
Mis noches desangeladas que él llenaba de universos de placer y hacía que me durmiera cuál morfina poderosa succionando de mi cuerpo.

Todo eso ya pasó, todo tiene un tiempo limitado y necesario para la evolución, el desapego y el aprendizaje. Aprendimos mucho juntxs a dar y recibir sin condición.
Aisha lactó mucho más que él, Jan tiene muchas inquietudes y una manera sabia de enfrentarme conmigo misma.

Será un proceso lento, lleno de Amor sin fin, pero ya emprendemos la recta final de una de las etapas más nutritivas, mágicas e imborrables de dos vidas.
Porque lo decidimos, él a su manera, yo a la mía.

Empieza el desapego primario, a Jan le empiezan a nacer las alas y a no depender de mis tetas en todo momento, a mi me crecen enormes, las alas, y le doy gracias por dejarme más espacio para ser libre.
Será hermoso verlo volar a mi lado con Aisha, dejando atrás el bebé indefenso y dando la bienvenida al gran compañero que empieza a correr con los lobos.

Y cuando el apego y la costumbre (no la necesidad) vuelven para retener el vuelo, solo basta con mirarle a los ojos y decirle:

-Puedo decirte que no y seguir amándote.

Eso sí, de momento, por las noches, seguimos recordando la naturaleza intrínseca del ser, con ganas y entrega, como dos amantes que se reencuentran al final del día.

Feliz destete Jan.

Con Amor,
Rous.

 

Imagen

Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Blog de WordPress.com.