Mira lo que hago!

Mira que hago!

Me pongo enferma cuando algo me sobrepasa, no lo hago a menudo, de hecho creo que desde los nueve años no sentía un dolor de garganta tan fuerte, infectado y extremadamente punzante, un dolor que me ahogara la voz y me nublara el pensamiento.

Suerte de los seres medio Hombres medio Lobos que aún saben hacer zumos de naranja a todas horas y jugar con niñxs dieciséis de las horas que no están haciendo zumos.

Yo vivo en el lindero del bosque, junto a prados sembrados donde deseo danzar, pero la amenaza del granjero por pisar sus cultivos me tiene ahí meditando sobre si sí o si no lo haré… descalza el sembrado no sufrirá, seguro que lo haré y le llevaré manzanas al horno con azúcar y canela al granjero para que no se enfade. Cuando me recupere iré.

Aisha me regaló un dibujo hermoso, lleno de montañas lilas y mucha nieve… nieve en primavera, perfecta percepción de la realidad de una Mujer, claro que las niñas hasta los siete años viven la realidad a través de su madre así que… esa nieve en primavera era para mí y era yo. Cuánto lo siento… pronto me recuperaré.

Jan lloraba mientras cortaba una cebolla con el cuchillo de verdad que otros adultos le quitan cuando lo ven entre sus diminutas manos, lloraba mientras ayudaba a cocinar.

Así, mientras divagaba/soñaba/pensaba entre la fiebre y el malestar decidí plantarme, literalmente.

Me situé en el margen del sendero y dejé que mis pies se hundieran en la hierba, que crecieran raíces rápidas y gruesas, que mis dedos se alargaran y nacieran los primeros brotes de hojas verdes y suaves, que mi pelo se convirtiera en ramas ágiles para alcanzar el cielo… y así me sembré de nuevo, porque el tiempo nos interroga constantemente.

¿Cuánto quieres que me pare para que te recuperes? No lo sé. .

¿Y cuánto crees que me voy a parar para que te recuperes? Eso sí lo sé. Nada.

Y sólo dejé que me regaran.  Y pensé… ahora que apenas me puedo mover es cuando más me siento, cuando más me oigo en el límite colindante de lo que quiero y lo que debo y ¿sabes que? Es lo mismo, he conseguido que sea lo mismo y esto me hace feliz. Llegaré a las Mujeres que les falta un ojo, un brazo o una pierna, ciegas, desfiguradas, apartadas… las haré danzar en un lugar donde sin moverte mucho, lo ves y sientes todo.

Pero la próxima vez que me sobrecargue intentaré y sólo digo intentaré, que la enfermedad no me frene, hay otros sistemas para buscar el espacio silencioso e inamovible de la sanación.

Porque las cosas (sentimientos, emociones, sensaciones, percepciones) vienen y van.

No son así siempre.

No hay antes ni después, sino ya. Y eso, nunca dura demasiado.

No intentes entenderme mucho, tal vez te pierdas en la nieve del dibujo de Aisha o en las amenazas del granjero, tal vez llores con Jan cortando cebolla o te arrastre mi fiebre al mundo del delirio… si es así, deseo que te recuperes pronto.

Con Amor,

Rous.

Imagen

 

 

 

Anuncios
Categorías: Uncategorized | 2 comentarios

Navegador de artículos

2 pensamientos en “Mira lo que hago!

  1. Ibis

    Siempre que leo tus pensamiento me traslado al lugar e imagino cada cosa, cada paso, cada danza, y vuelo …… Gracias por compartir … Que te recuperes pronto, quizá hay algo que deseas decir y lo tienes atravesado como un nudo en la garganta, escupelo y se aclara tu garganta, Bendicines

  2. La Guardiana Del Oráculo

    gracias, me encanta!!!
    Deseando conocerte…

    http://eltemplosagradodelaloba.blogspot.com.es/
    http://elsilenciohablademi.blogspot.com.es/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: